NORA 2018

NORA 2018, Pllqq
El título de este post ya es una declaración de intenciones, este no será el último, por eso incluyo el año.
Poco más se puede decir ya del NORA que no se haya dicho, así que no esperéis originalidad… Solo os puedo decir que una madrileña que apenas conocía a nadie se sintió como en casa, en un lugar donde nunca había estado. Lo cierto es que no iba sola que mis compañeras de viaje eran Norma y Dona, que ellas sí que conocen a todo el mundo.
Comencé mi viaje en Madrid, con Norma, donde nos encontramos con Geni, —a la que solo conocía de las rr.sss.— fue un gustazo poder compartir charlas y risas que no hicieron más que aumentar cuando a mitad de recorrido se nos unió Dona, la cuarta pata del banco que nos faltaba, para que fueran más animadas. El viaje fue estupendo.
Llegamos a Santander justas, solo para dejar las maletas en el apartamento y salir hacia el Palacio de la Magdalena, donde el Ayuntamiento de Santander nos invitaba a un cóctel de bienvenida. Comenzaron los reencuentros entre las escritoras y comenzaron a presentarme a personas que solo conocía por las rr.ss. y me hizo muchísima ilusión. Las conversaciones y las carcajadas resonaban entre los muros del palacio de más de 100 años.
Tuvimos el placer de tener nuestra embajadora particular, Ana, que nos mostró los alrededores del palacio, al atardecer, fue realmente precioso, no paramos de hacer fotos.

Al llegar al día siguiente al evento, nos agasajaron con regalos por parte del Ayuntamiento de Santander, de la organización del NORA y sus hormiguitas… con dulces y golosinas. Además podías comprar los libros de tus autoras preferidas y aprovechar para que te lo firmaran.
Comenzó el evento con Olivia Ardey como Madrina, y una breve presentación de la historia de la ciudad de Santander por parte de la cara visible del NORA, Marta.
Las tertulias para mí, fueron amenas, algunas curiosas, otras divertidas, en general me sirvieron para conocer más a las escritoras, he descartado a algunas de mi lista y he añadido a otros, de hecho se ha generado alguna impaciencia en mí por leer 2 libros que tenía en la lista de pendientes, pero ni siquiera les había creado mi post de #Deseo y es lo que haré en breve —esto ya es un logro en esta etapa de sequía lectora que estoy viviendo—.
NORA
Lo que más me ha gustado de este evento ha sido el contacto con la gente, el poder conocer a las personas que están detrás de los perfiles que vemos en las redes sociales, de los que idealizamos para bien o para mal y muchas veces se nos olvida que detrás existen personas reales. Han surgido varias anécdotas respecto a este tema, pero solo puedo contar la mía.
Anécdota del NORA
Leyendo el Facebook veo en el perfil de una bloguera, con la que interactúo y que quería conocer, que ha estado en el evento. Cuando comienzo a lamentarme por no haber coincidido con ella, me doy cuenta que es una de las chicas que estaba sentaba detrás nuestra en el auditorio, con la que compartimos varias charlas y risas en algunos momentos y después del evento ¡cena y copa! Me encantó conocerte Carmen. Vicky a ti también, perdona, es que la sorpresa fue la de ella.

 

Muchísimas gracias por organizar este evento,
por hacernos sentir tan bien y acogernos en vuestra ciudad.
Marcar como favorito enlace permanente.

4 comentarios

  1. Mil gracias por la crónica y tus palabras de cariño, me alegra saber que lo disfrutaste tanto ????

  2. Oh… en NORA es muy especial, ¿verdad? y mucho más este año… yo también he disfrutado un montón y me alegro de esas risas y más risas que hemos compartido, aunque no supiéramos quiénes éramos… ahí está la magia…
    Apunta la fecha del año que viene (cuando salga) porque siempre tendremos Santander para reencontrarnos… ah, y a la próxima, tenemos que hacernos una foto todas
    Un abrazo por todo y más… y saluda a tus fieras particulares, aunque no sepan quién soy

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.