Tu Secreto, Mi Destino de Emma Sheridan. Reseña

Tu Secreto, Mi Destino de Emma Sheridan, reseña pllqq

#reseña

Tu Secreto, Mi Destino
de Emma Sheridan.

“Lo que nadie entendía, era que tu alma se ancló en la mía y ya nada fue igual.” -Laura.


Siento decirlo, pero esta novela me ha recordado el descorchado de una botella de cava, un principio apoteósico y según avanza la historia pierde toda su fuerza.
Es normal, pero crea una falsa expectativa… porque yo me esperaba un final espectacular, con la fuerza del principio. Sin embargo, se queda a medio camino.
Es una historia muy bella, de un reencuentro, consecuencia de una perversa jugada, perpetrada para ocultar algo que nunca se puede esconder, el amor.
Me ha encantado el protagonista masculino Martín, en un principio parece un depredador, arrogante, acaparador… hasta que comienza a desarrollarse la historia y comienzas a ver su cariño, su ternura, sus miedos… en definitiva, todo sentimiento. Según avanzas la lectura, lo entiendes todo y puedes percibir entonces la humildad con la que se doblega a sus sentimientos, a la realidad.

“Si te miro, me reflejo en vos, si te observo, me enamoro más, si te digo que te amo. Esa palabra queda muy pequeña para lo que yo siento en este momento.” -Martín.

A Laura no la llegue a comprender hasta el final, no creí en ella, yo creía que se estaba ocultando en su desconcierto para no enfrentarse a su presente y con esa excusa, simplemente disfrutarlo. Mientras seguía leyendo entendí, que ella no era la culpable, de no recordar, cuando comencé a darme cuenta de la angustia, que la ocasionaba, la situación que estaba viviendo y ella no había elegido. Ella no tenía el control de su destino porque otros lo habían manipulado y sentía una soledad, que la agobiaba tanto, como su consternación.

“Suplicaba porque me dijeran o me dieran una solución a ese horrible vacío que sentía.” -Laura.

La lectura que se saca de esta novela es que al final el destino está marcado, se puede modificar un poco el camino, pero no cambiará de dirección. Más aún en el caso del amor, el amor puede llegar a ser eterno.

“Lo que nadie entendía, era que tu alma se ancló en la mía y ya nada fue igual.” -Laura.

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario