Éxtasis, Trilogía Sin Aliento de Maya Banks

Éxtasis de Maya Banks

 

 

 

 

Ardiente, explícito e intenso.

Buenísima la historia, aunque sigo sin comprender el tema de la sumisión, cuando creo que lo voy entendiendo, me leo otro libro y vuelvo al principio.


Creo que es muy difícil, o al menos para mí, establecer el margen entre el “dominador” y el maltratador, porque desde fuera tienen el mismo comportamiento. El dominador agasaja a la mujer “sumisa”, para luego someterla y mimarla después. Si ya sé, que la gran diferencia es, que es una situación CONSENSUADA.
La sumisa, asume ese papel conscientemente y se somete por el placer que le va a proporcionar su dominador, o no. Porque ella no tiene porque conocer los planes.
¿Las sumisas nacen o se hacen? ¿Cualquier mujer podría ser sumisa? ¿Es cuestión de encontrarte con un dominador? No lo sé, pero dicho así me asusta y me sorprende.
En el caso de la protagonista femenina de esta historia, Mia, sólo lo hace por estar cerca de su amor platónico, asumiendo que será una etapa que pasará y de la que tendrá que recuperarse, pero no por la experiencia sino por su perdida.
Se deja llevar hasta un punto en el que ni siquiera le saltan las alarmas de peligro, tanto confiaba en él, que la lleva al abismo y salta.
En el fondo de ese abismo se da cuenta de donde llegó, por él, pero no se arrepiente, porque ha sido consciente de donde estaba, descubriendo su carácter hasta el momento ausente; sorprendiéndome gratamente porque ya no podía más.
Me gustaría destacar este fragmento, de Mia
“Lo arriesgué todo por ti. Todo. Es una pena que tú no estés dispuesto a hacer lo mismo por mí. Un día te levantarás y te darás cuenta de que yo he sido lo mejor que te ha pasado nunca y de que has cometido el error más grande de tu vida. Y adivina qué, Gabe. Entonces será demasiado tarde. Yo ya no estaré ahí.”

El protagonista masculino Gabe, tiene la evolución inversa que Mia, comenzó enamorándome ese hombre asertivo, seguro de sí mismo, carismático, dominador… en un principio tolerable, hasta que se empieza a resquebrajar la armadura que llevaba, mostrando toda la inseguridad de la que está impregnado, arrastrando a Mía y sus propios sentimientos por los suelos.
Se dejo vencer, cayó de rodillas y no se quiso levantar, cuando Mía más lo necesitaba, defraudándola a ella y a mí también.
Hay que destacar que aunque la fuerza de la trama se pierde de vez en cuando entre tanto éxtasis, la escritora es capad de convertirla en una montaña rusa, dando vuelcos, a casi todos los órganos… tan pronto el corazón, como el estomago u otros más externos… La novela es muy, muy excitante, en todos los sentidos y digo TODOS

Nosotras para definir los libros cuando los comentamos hacemos ciertas diferencias:
En cuanto al contenido erótico: suave – calentito – ardiente.
La forma de abordarlo: explícito – romántico.
La trama: ligero – intenso- pasional.

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario