Reseña “No Soy la Bella Durmiente” de Teresa Cameselle

No Soy la Bella Durmiente de Teresa Cameselle

 

 

Reseña
“No Soy la Bella Durmiente”
de Teresa Cameselle.

—”Soñaba contigo”.-Sergio.
—”¿Desde que regresaste?”-Sofía.
—”Desde que me fui”.-Sergio.

Es una historia trepidante, donde la trama te envuelve y enseguida te encariñas de los personajes.


 

Realmente te encariñas de los personajes por su frescura y naturalidad, sobre todo el grupo de amigas, con las que me he reído hasta la saciedad.
Pero de quien te quedas prendada de verdad, casi al instante, es de Sergio, maravilloso…

“Nunca he querido a nadie como te quise y como te sigo queriendo. Eres la mujer de mi vida”.-Sergio.

Un hombre que seguro de sus sueños y sentimientos, siendo capaz de perseguirlos. Aunque en el camino, cometiera algunos errores para conseguirlo, deteriorando la imagen que tenia de él Sofía. Su amor de juventud, por el que viajó a Santiago de Compostela, su tierra natal, olvidando su rencor, para reencontrase con ella y volverla a conquistar.

“Decidí tatuarme la inicial de aquella novia que me había roto el corazón, y me juré a mí mismo que nunca permitiría que una mujer volviera a hacerme daño”.-Sergio.

Sergio fue labrando poco a poco la confianza de Sofía, que estaba ya dañada, bueno, la confianza en él, y en ella misma, porque aunque Sofía era una mujer fuerte y luchadora parecía estar en un letargo que sus amigas semejaban al sueño de Aurora, “La Bella Durmiente”

“El príncipe besa a la bella durmiente y, cuando ella despierta y le mira, comprende todo lo que se estaba perdiendo mientras soñaba”

Ella había decidido dejarse llevar, se había relajado porque había conseguido la vida tranquila que quería llevar, aunque no tuviera ni una pizca de emoción, ni sentimientos. Estaba muerta en vida, esperando a que su novio ideal, se cansara de vivir, y viniera a buscarla para seguir con su rutinaria vida. Mas no contó con que aparecería Sergio, con su tenacidad conseguiría ser él, el que la despertara, porque a cabezonería no le gana nadie.

“Sofía, amor es lo que tengo para darte a raudales. Te prometo que te compensaré por tus cien años de pesadillas, princesa”.-Sergio.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario