No Me Llames Princesa de Connie Jett

No Me Llames Princesa de Connie Jett

 

 

 

 

Suave, romántico y ligero.

DIVERTIDÍSIMA, es una historia ligera y amena para evadirse del mundo.


La escritora narra, lo que en un momento, puede suponer un drama, de forma superficial pero de una manera muy ALEGRE y POSITIVA.
No se centra en la desgracia sino en los aspectos más divertidos que suceden a la protagonista, que son muchos. Tantos, que a veces, te sientes hasta culpable de reírte tanto, pero es que no lo puedes evitar.
A mí se me ha hecho corta, me hubiera gustado que desarrollara más la historia, porque tenía tema de sobra, abarca varios temas: la amistad y la infidelidad. Este último, es uno, de los que poco se escribe y me parece muy atractivo, es algo que está a la orden del día y no entiendo porque no se trata más.
La AMISTAD se convierte en el eje, o mejor, en el bálsamo del libro.
La historia estaba sana, sí, pero ella estaba tocada, casi hundida. Es una vez más, la amistad, la que salva la situación.
Las amigas, las rescatadoras preferidas, las salvavidas por excelencia, tus compañeras de la vida…
A las mías un fuerte besazo y GRACIAS, gracias por estar ahí.

Creo que estas dos citas extraídas del libro os pueden ayudar a haceros una idea más definida de la novela. La primera porque marca la intensidad de la historia y la segunda porque os muestra el humor que la caracteriza.

“Una mujer decidida como yo, dispuesta a dejar atrás una vida de sufrimiento, necesita renacer, y nada mejor que un ave fénix.”
“Subo las escaleras de mi casa como si estuviera escalando el Everest.”

 

 Nosotras para definir los libros cuando los comentamos hacemos ciertas diferencias: En cuanto al contenido erótico: suave - calentito - ardiente. La forma de abordarlo: explícito - romántico. La trama: ligero - intenso- pasional.
Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario