No Hay Dos sin Tres, de Francine Zapater. Reseña.

reseña No Hay Dos sin Tres, de Francine Zapater, Pllqq

#reseña

No Hay Dos sin Tres
de Francine Zapater.

Esto es demasiado bonito para ser real.
—Es bonito precisamente porque es real.


 

Sinopsis

No hay dos sin tres es una novela romántica, divertida y contemporánea, en la que los protagonistas de dicha historia sufren las crueles bromas del destino a causa de los encuentros y desencuentros que experimentaran a lo largo del tiempo. Esta historia habla de segundas y terceras oportunidades, y de ese tren, llamado amor, que en contadas ocasiones hace camino de ida y vuelta para recoger a viajeros despistados.
Lucile, una adolescente soñadora y confiada, ve cumplidas sus expectativas cuando su amor platónico, David, empieza a interesarse por ella. Todo parece perfecto, sacado del mejor de sus mejores sueños. Pero entonces conoce a Matt, un chico enigmático y provocador, que no tiene nada mejor que hacer que poner patas arriba el corazón de nuestra protagonista. Desde ese momento, Lucile no volverá a ser la misma y su vida, a través de los años, se verá marcada por los encuentros y desencuentros, los romances y desengaños que experimentará con los dos chicos que arrasaron su adolescencia y con los que el destino tiene el capricho de hacerla tropezar no una, ni dos, sino hasta tres veces a lo largo de su trayectoria.

Cuando empecé esta novela, imaginé que sería intensa al comenzar en la adolescencia de la protagonista, y según leía me di cuenta de que no era lo que esperaba, ya que ningún tema ha sido tratado a fondo: ni el amor, ni la sensualidad de los protagonistas, ni el triángulo amoroso, ni la amistad…
Esperaba una intensidad que no he encontrado en ningún aspecto, ni tema, de la novela. Es una pena porque la escritora tenía temas que explotar.
Siento que el personaje de Lucile, no ha calado en mí. Siempre evadiendo los conflictos en vez de afrontarlos. En un principio excusaba su comportamiento con su juventud, pero después… ya no podía ser. Se deja llevar en todo momento, incapaz de parar la situación y actuar acorde con ella.

“Mi cabeza perdió el norte y me dejé arrastrar, pero no vi fuegos” -Lucy.

Prefería no profundizar en sus temores, o sentimientos. Quiero pensar que lo hacía de forma inconsciente, como si fuera un mecanismo de defensa, antes que pensar que, era para evitar cualquier tipo de compromiso.

“Me daba cuenta de que buena parte de mi resentimiento hacia él se debía a que no quería reconocer lo evidente.” -Lucy
” A Matt apenas lo conocía mientras que mis sentimientos por David venían de lejos y de seguro eran más fiables” -Lucy.

En la sinopsis achacan los desencuentros amorosos, a crueles bromas, y a mi parecer, los achaco a la falta de valor de los personajes. Los únicos que tienen valentía en la historia son las putas brujas del cuento, —hacía mucho que no teníamos unas…— porque en esta historia hay dos, a falta de una.

“Estaba tan frustrada conmigo misma que no era capaz de pensar en nada más que no fueran las palabras de la mujer que me había llamado, destrozándome la vida.” -Lucy.

Para ser justa, he de decir que, me ha pasado algo parecido con Matt, el que no fuera capaz, de negarse a consentir a Lucile, —así la llama él—. Su forma de ser tan introvertida, no le ayudó. Realmente le ayudaba a la hora de la conquista, al crear misterio alrededor de él y caer todas, —yo incluida— rendidas ante él.

“La oscuridad de su mirada gritaba algo que sus labios callaban.” -Lucy.

Creo que el personaje que más me ha gustado ha sido Loraine, porque ha disfrutado de todo, en su momento. Siempre tenía la mente clara, además de un ojo clínico… Abrumador, que sentenciaba a cualquiera, con su sarcasmo, y acertaba siempre.

“¿Qué quieres que te diga? Que ahora se dedique a besuquear a mi mejor amiga no lo convierte en un Einstein.” -Loraine.
“Yo nunca digo tonterías, mi capacidad intelectual no me lo permite.” -Loraine.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario