Grey de E. L. James. Reseña.

Estoy Leyendo Grey de E. L. James, pllqq

#reseña

Grey
de E. L. James.
 
Creo no existe mejor titulo, que el que tiene. Grey, solo él, sin más.

 

-¿Por qué necesitas controlarme?
-Porque satisface una necesidad íntima mía que no fue satisfecha en mis años de formación.


 

Porque es así, solo él. Solo Christian, Con todo su ego, que ya es decir, es más grande que su fortuna; con sus manías y sus “necesidades específicas”; con sus monstruos y sus sombras.

“Se sacrificó por mi necesidad. Mi codicia. Mi lujuria. Mi ego… mi maldito ego dañado”

En este libro no hubo sorpresas, bueno alguna sí, no hubo sobresaltos… ni lagrimas… ni nada. Ya conocíamos el final, pero nos lo podían haber contado de otra manera, en la que él aportará su granito de arena. O nos desvelara más. Nosotras también queremos “más”… información.

“Necesito controlarte. Necesito que te comportes de una manera determinada.”

Ahora que me paro a analizar la historia, me estoy dando cuenta de que él, “el gran Christian Grey“, comienza la relación acechando a su pobre pieza de caza, Anastasia, que deslumbrada por todo su poder de persuasión, cae ante él.

“Deseo poseer a esta mujer, cuerpo y alma”

En ese momento, él cree ser el que conduce la historia, pero es Ana, la que sin saberlo, comienza a arrastrarle a él por caminos desconocidos, nunca andados por él en su vida oscura, a la que a él le gustaría llevarla a ella.

“Es el hecho de tú eres mía y pueda hacer contigo lo que quiera: control absoluto de otra persona. Y eso me pone.”

Ella con sus reticencias, esquiva las zonas sombrías, en algunos momentos, en otros la puede la curiosidad y se adentra en la penumbra, confiando en la seguridad, que Grey la aporta. No se imagina, que hay tinieblas, de las que ni él, puede huir.

“Puedo enseñarte lo placentero que puede ser el dolor”

Finalmente Ana le doblega sin saberlo, aunque ella nunca repare en lo que ha conseguido, ella consigue aplacar el monstruo, que él cree que lleva dentro y que sea capaz de sentir, lo bueno y lo malo.
Eso es lo que tiene el poder sentir, que no puedes bloquear los sentimientos que te causan dolor y disfrutar solo los que te producen placer. Es todo o nada.
Esto es lo que hace que nos olvidemos de todo lo necio que fue y que nos aflija el final ¿Era necesario mostrar todas sus miserias? No me refiero a que nos revelen aspectos de Grey que antes intuíamos, me refiero a ver como se hunde y se marchita. Yo creo que no.
Ya os imagináis cual ha sido la banda sonora de esta lectura. Pero es con esta canción y con este sentimiento, con los que me quedo.
“Say you love me” de Jessie Ware.

 


Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario