El Éxtasis de Gabriel

El Éxtasis De Gabriel

 

 

Ardiente, explícito y Gabriel

El romanticismo murió, no sé cuando, pero ya no existe o por lo menos como el que relata este libro.


Los protagonistas, viven todo con una intensidad fascinante. Todo posee un dramatismo, que hasta el sentimiento más alegre, más bonito, parece difícil de superar.
Siempre nos quejamos de nuestras parejas, por su falta de romanticismo, pero yo no sé si podría convivir con esta dosis.
Los extremos no son buenos, y tanta intensidad debe consumir demasiado. A mí me gusta la pasión pero… ¿Tanta?
En esta etapa de la historia te demuestra lo perjudicial que puede a llegar a ser el exceso, en este caso del romanticismo, que se convierte en algo más que una obsesión.
Porque él, Gabriel, la ama, a Julia, con una intensidad que la atribuye cualidades o condiciones celestiales, de deidad.

Es esa actitud la que mata su relación, la que hace que él se destierre en los infiernos para salvar a su amada, sin saber si quiera, si ella querrá rescatarlo, como hizo “su adorada Beatriz”, después del dolor que la procuró: por su ceguera emocional, su prepotencia, su soberbia… (Aunque no lo creáis, me está costando reconocer todo esto de Gabriel)
Este destierro le ayuda a darse cuenta de todos los errores que ha cometido en su pasado, que son los que le han llevado a la situación en la que se encuentra, comenzando a expiar sus culpas, limpiando su alma para poder volver con su amada.
En esta parte también he señalado muchas citas, pero de él, pienso que las más significativas son estas:

“Te respiro… Eres mi aire. Lo eres todo.”

“Siempre te querré, Julianne, me quieras tú o no. Eres mi cielo. Y mi infierno.”

La forma de amar de Julia me parece más “terrenal”, muy apasionada aunque al lado de la de Gabriel parezca sencilla o humilde, pero es más real, no está anclada en la edad medieval y lo muestra con estos pensamientos:
“No espero que seas perfecto, ni en la cama ni fuera.”
“Prefiero tenerte a mi lado, vivo, llevando tu escudo, que muerto y tumbado sobre él”

Nosotras para definir los libros cuando los comentamos hacemos ciertas diferencias:

En cuanto al contenido erótico: suave – calentito – ardiente.
La forma de abordarlo: explícito – romántico.
La trama: ligero – intenso- pasional. Lo siguiente es Gabriel.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario