El Amor No es una Ciencia Exacta de Mónica Maier. Reseña.

Estoy Leyendo El Amor No es una Ciencia Exacta de Mónica Maier, pllqq
 

#reseña

El Amor No es una Ciencia Exacta
de Mónica Maier.
Una novela fresca, apetecible, fácil de leer, por su humor sutil, sus personajes que enamoran y por su narración cuidada.
“…Porque él era a la vez mi comienzo y mi final feliz.” -Valeria.

 


 

Sinopsis

La existencia perfecta de Valeria se esfumó en tan solo un instante.
Ahora, nueve meses después, ha rehecho su vida: disfruta de su trabajo, tiene buenos amigos… y está convencida de que lo que hace perfecta la ecuación es mantener el amor fuera de ella.
¿Pero quién tiene control sobre el destino? Al fin y al cabo el amor no es una ciencia exacta. Y lo descubrirá cuando el heredero de Blackwell Hotels, Derek Blackwell, irrumpa en su vida y la ponga patas arriba.
¿Está Valeria preparada para romper la ecuación?

Una novela fresca, apetecible, fácil de leer, por su humor sutil, sus personajes que enamoran y por su narración cuidada.
Estos detalles se agradecen, porque la lectura es fluida y disfrutas de cada descripción, de cada detalle, que se ha escrito para deleite del lector. Por eso, gracias.
En cuanto a la historia, es la crónica, de la conquista que el protagonista, Derek, que, armado de paciencia y tesón, emprende cuando conoce a Valeria, la narradora de la historia.
Sí, creo que fue Derek, el que le robó el protagonismo a Valeria. Ya que Valeria comenzó la novela, mostrando su falsa fortaleza, acorazada detrás de la muralla, de temores, que construyó, para protegerse de todo lo que la recordara que podía sentir dolor.

“Mis miedos no me permitirían volver a entregarme a nadie, porque no tenía nada que dar solo un inmenso vacío donde debiera haber estado mi corazón.” -Valeria.

Cuando apareció Derek, lo cubrió todo con su presencia, su fuerza, su inteligencia, su carisma… un hombre asertivo 100%. A ella la cegó, y él consciente de ello la provocó, en todos los sentidos, hasta que ella lo reconoció.

“Un hombre que me atraía, me intrigaba y estimulaba mis sentidos devolviéndolos a la vida.” -Valeria.
“Cielo, se podría iluminar el árbol del Rockefeller Center con la energía sexual que oscila entre tú y yo.” -Derek

Después de asumir que entre ellos existía esa inmensa atracción, comenzó la lucha de ella y el laborioso engatusamiento de él, que, con mucha perseverancia, consiguió que ella se diera cuenta, de que él, tenía que estar en su vida, a su lado.

“En ese momento era mi faro en la tormenta. Necesitaba apoyarme en él y alimentarme de su fuerza.” -Valeria.
“Era la clase de hombre que podía meterse bajo tu piel sin que te dieras cuenta.” -Valeria.

No os podéis ni imaginar lo contenta que estoy de haber elegido este libro para cerrar el 2015. No era mi intención, pero finalmente se ha merecido el privilegio.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario