Deseo de Adrian Blake. Reseña.

Deseo de Adrian Blake, reseña Pllqq

#reseña

Deseo
de Adrian Blake.

Es una novela sofocantemente erótica, no busquéis el lado romántico, porque no lo hay, o yo no lo encontré.
“‒Gabrielle, me muero de ganas de subir contigo, empotrarte contra la puerta de entrada y follarte hasta mañana, pero no es el momento.”


 

Sinopsis

Derek… un seductor mujeriego sexy como el pecado.
Gabrielle…una mujer inocente con un cuerpo de escándalo.
Un encuentro fortuito… veinticuatro horas de placer… ¿Será ella capaz de dejarse llevar? ¿Serán suficientes veinticuatro horas para él?

Tengo el consuelo de que la historia está inacabada, la posibilidad que veía lejana, finalmente veo como se acerca. Existe un futuro para ellos, este es el primero de 4 libros y en ellos se desarrolla su historia.

“Llevo veinticuatro horas follándote, ángel… ahora voy a hacerte el amor.” -Derek.

Yo de momento dejo la historia inconclusa, en otro momento la acabaré. El libro cumplió con su objetivo, que era acabar con mi reset, quizá utilice esta saga para esta función.

Poco he podido conocer de los personajes, en todo caso, de Derek, que es el narrador de la historia, pero como ya dije anteriormente en el apartado de #estoyLeyendo, tenía la mente en otras cuestiones, como para meditar, cuáles eran sus sentimientos y mucho menos, para hacernos partícipes, de otros pensamientos, que no fueran como aprovechar, el tiempo que tenía para disfrutar del cuerpo de Gabrielle y del suyo.

“‒El problema es que no deseo a una única mujer, cariño. Nunca lo he hecho.
“Hasta ahora”, me grita mi mente.” -Derek.

Gabrielle es un personaje que promete. La mujer cándida y tierna, que parecía ser un gatito finalmente demuestra que puede llegar a ser una fiera tigresa, como en varias ocasiones la llama él.

“Cuanto más la conozco más seguro estoy de que con una sola vez no va a ser suficiente.” -Derek.

Ese aspecto que ella posee, es el que más le atrae a Derek y esa va a ser su perdición, en todos los sentidos. será el fin de su modo de vida, no volverá a ser nunca como fue. Es lo que marca la línea del antes y el después. Y será lo que le haga llorar lágrimas de sangre. Aunque parezca una maldición gitana, este será su fin.

“Le pedí que se quedara, le supliqué, y ella se marchó.” -Derek.

Podréis conocer mis impresiones diarias sobre la lectura en el apartado Estoy Leyendo.
Además de los fan-art.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario