4º Día Leyendo El Hilo Rojo de Olga de Llera.

4º Día Leyendo El Hilo Rojo de Olga de Llera

#estoyLeyendo

El Hilo Rojo
de Olga de Llera.
¡¡¡Al fin!!!
Estoy como loca, al fin hay un poquito de amor. Sí, han aparecido en la historia, unos trazos de amor, aunque parece que será platónico y no podrá ser consumado. Este es el motivo, por lo que alienta tanto, el pequeño resquicio de sentimientos puros.
Ya ha estallado todo, y es curioso que, en medio de la revuelta surjan esos sentimientos, cuando todo está en contra y no hay posibilidad de que cambien todos los factores, para ser favorables. Tendrían que girar el mundo en sentido contrario para hacerlo realidad.
Yo como romántica que soy conservaré esa pequeña ilusión, pero aún dudo que, lo consigan… mi incredulidad gana.
Los graves acontecimientos, han conseguido que la jovencita, en su día ultrajada, que se vio obligada, a vender su cuerpo; reapareciera ahora, para vender, esta vez, su alma al diablo, es decir, a Daniel. El Atila catalán, que una vez más, se olvida del valor, y la fuerza de la sangre.

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario